Exprimidor de naranjas Lacor 69120

Ahora estamos en un tiempo regular para el tema de los resfriados y para eso no hay nada mejor que un buen zumo de naranja. Pero no de esos que venden en cartones a base de zumos concentrados. Lo suyo es un buen zumo de naranja recién exprimido.

Así que vamos a ver como comprar un buen exprimidor para que no te dejes las manos apretando éstas estupendas frutas contra la máquina.

Cómprate uno potente

He probado muchos exprimidores y si te digo la verdad, he acabado hasta aburrido, por no decir cabreado al usarlos. Ya es bastante dedicado el ponernos a hacer un zumo en vez de sacarlo del cartón, para encima que nos cuente trabajo.

Así que te recomiendo que te compres un buen exprimidor al que no le falte potencia. Y esa potencia la podemos medir en Vatios que es lo que nos indica que el motor es potente.

Exprimidores los hay desde 20 vatios. Pero si no quieres acabar aburrido y casi con una muñeca dolorida, yo que tu me iría a uno de unos 100 vatios. Te puede valer con menos, pero yo ya que hago la inversión, quiero algo medio bueno, que la diferencia económica es poca.

Hay mucha diferencia de estar en la cocina un buen rato esperando a que se estruje bien la naranja, a usar un buen exprimidor que la deja lista en cosa de segundos.

Acero o plástico

Si te soy sincero, he probado de los dos y en mi caso sería lo de menos. Si tienes toda la cocina con los electrodomésticos en acero, supongo que lo tienes claro. Pero en mi caso, sería lo de menos.

Eso si, si te decides por darle un toque de estilo a tu cocina, por lo menos que sea de acero inoxidable. Así que míralo que sea así a la hora de la compra.

Algunos extras

Por una parte tenemos los exprimidores que ya llevan el vaso integrado. A mi no me gustan porque seguro que todo lo que lleva de vaso, le falta de motor, así que como te he dicho antes, lo que importa es la potencia.

Si elijes uno que no tenga vaso, es porque tendrá una salida del zumo hacia algún recipiente que tu le pongas. Eso es bueno porque podemos usar nuestra jarra o vaso favorito.

En éste caso te recomiendo que el exprimidor venga con algún tipo de sistema anti goteo. No queremos que cuando llenemos el vaso de zumo y nos lo bebemos, nos demos cuenta que ha goteado el zumo y se ha puesto todo pegajoso.

Hay otros que integran algún modo de presionar las naranjas. Bien con una especia de mango que llevan encima o con algún tipo de accesorio.

La verdad es que es buena idea porque por un lado harás más fuerza y por otro, no acabarás con las manos oliendo a naranjas, por mucho que te gusten. Ya sabes que es un olor que dura bastante.

El que veis en la foto de arriba es el Lacor 69120 y tiene más o menos todo lo que yo veo necesario en un exprimidor. Y con 120 Vatios de potencia que dispone, harás zumos en cosa de nada de tiempo.

Espero que te haya resultado útil y ya sabes que todo lo que sea natural es siempre mejor.