La barba en los hombres es una tendencia que siempre ha estado al alza pero con el paso de los años ha variado la forma de cuidársela.

Ahora, en pleno siglo XXI, como sucediera en antaño, vuelven a estar de modas las barberías donde predomina el corte a navaja y tijera. Cada vez es mayor el número de establecimientos que abren de este tipo pero, a pesar de ello, aún queda sitio para el tradicional afeitado a cuchilla o con máquina eléctrica.

Porque a la hora de conseguir un afeitado rasurado la mayor tasa de efectividad la representa una máquina eléctrica que también sigue siendo el método más económico.

Mientras que en cuchilla se suele realizar una inversión de cinco euros por un pack, que acabará perdiendo su eficacia con el paso del tiempo, con la máquina eléctrica harás una inversión de alrededor de entre 50 y 70 euros y podrás tener una herramienta para un largo periodo de tiempo (si la cuidas bien, para casi toda la vida).

Dentro del mercado se pueden encontrar las que tiene las cuchillas en forma circular, como las máquinas de afeitar Philips (también hay de todo tipo de variedades), o las de otras casas que apuestan por la zona que debe cortar el pelo en una forma horizontal, del mismo estilo que las cuchillas convencionales. Estos son los consejos para realizar el afeitado perfecto con una máquina eléctrica.

  • Mantén la piel seca: Esto es indispensable. Siempre que te afeites con máquina eléctrica tienes que tener la piel seca. En este caso no hay que humedecer el vello con agua caliente y por ello habrá que afeitarse antes de la ducha.
  • En dirección contraria: A diferencia de la cuchilla, este afeitado se hace a contrapelo (en dirección contraria al crecimiento del pelo) para que este pueda ser atrapado con mayor facilidad. Para descubrir hacía que zonas crece el pelo lo aconsejable es frotarlo y la parte que esté más suave esa es la dirección en la que crece.
  • Repasa todos los días: En caso de que tu barba aumente de forma drástica de un día para otro, es recomendable pasarte la máquina todos los días.
  • Usa Aftershave: Uno de las grandes ventajas de la máquina eléctrica es que, a diferencia del corte a navaja o las cuchillas no produce ningún tipo de corte en la piel. Aun así, es recomendable aplicarse un bálsamo o loción después del afeitado.
  • Limpia bien la máquina: Este proceso es clave para que la máquina pueda servirte durante un largo periodo de tiempo. Después de cada afeitado, asegúrate de limpiarla bien para que no quede ningún pelo en las cuchillas.

La selección de la forma de afeitado también dependerá de las características y la forma que le quieras dar a la barba.

Para las personas con barba pronunciada el corte a navaja tradicional y a tijera en una barbería suele ser una buena opción; mientras que para la gente que, por motivos laborales o simplemente por gusto, se decanta por una barba corta, la mejor solución suele ser una máquina eléctrica.

Seguro que te gusta


¡Compartir mola!


Por favor para comentar