¿Cómo comprar altavoces? Ohmios, Vatios y demás dudas

Bose Acoustimass 15

Cuando vamos a comprar unos altavoces, ya sea una barra de sonido, home cinema, altavoces para pc o los que sean, nos asaltan muchas dudas.

Qué son los Vatios, los Ohmios, de qué material comprarlo, de cuanta potencia, etc.

Pero no te preocupes porque yo voy ayudarte a resolverlas todas para que siempre hagas la mejor compra.

¿Qué son los Vatios de un altavoz?

Los Vatios miden la potencia de un altavoz, pero esta afirmación debes de cogerla entre comillas.

Digo entre comillas porque una caja con un solo altavoz de 20 Vatios, puede sonar igual de alto que una caja con 2 altavoces, uno de 10 Vatios y otro de 20.

Ésto puede depender de los Ohmios y también de la función del altavoz, dado que si cada altavoz trabaja en unas frecuencias diferentes, no aumentan los Decibelios, sino que se entremezclan.

Otra cosa es que si los Vatios son reales o no. Siempre pregunta por los Vatios RMS que son los reales y olvídate de las demás nomenclaturas que les puedan poner los fabricantes, siempre RMS.

¿Qué son los Ohmios?

Los Ohmios es la resistencia del altavoz y ahí lo dejo para no entrar en detalles de electrónica y electricidad.

Cuantos más haya, más resistencia tiene la electricidad y con ello menos potencia dará un altavoz.

Resumiendo, un altavoz con 8 Ohmios tendrá menos potencia que uno de 6 dado que ofrece menos resistencia.

Lo más normal es encontrarnos altavoces de 8, aunque ya en gamas más altas son de 6 o incluso puede que de 4.

¿Qué material es mejor para un altavoz?

Algo muy importante a tener en cuenta a la hora de comprar unos altavoces, es el material en el que están construidos y aquí la madera no tiene rivales.

Un altavoz construido en madera suele ser mejor que uno construido en plástico porque tiene una mejor caja de resonancia, aunque no lleves esta regla a rajatabla.

Conozco muchos altavoces que están hechos de plástico y suenan muy bien. Simplemente tenerlo en cuenta a la hora de comparar.

Lo mejor es probarlos

Por mucho que hablemos de toda la tecnología que puede llevar un altavoz, lo mejor que puedes hacer es probarlo.

No todos los altavoces suenan igual y cada persona tiene su propio gusto musical. Hay gente que le gusta el sonido más agudo, otros disfrutan más con sonidos más graves, etc.

Pero también te digo que hay que tener el oído muy afinado para diferenciar entre modelos de gamas altas.

Conclusión

Si sigues estos consejos y le haces caso a tu oído, seguramente compres unos altavoces con los que estarás muy conforme.

Espero que te haya gustado.