Hoy vengo con unos consejos para que aprendas a comprar el mejor televisor.

En el mercado hay de mucha variedad y no siempre estamos convencidos de si el que hemos visto es la mejor opción.

Te puedo dejar mi lista de los mejores televisores y puede que alguno te venga bien.

Pero por si acaso, te enseño qué deberías buscar en uno.

¿Cómo elegir el tamaño de pantalla adecuado?

No hay una regla que defina cual es el tamaño adecuado de la pantalla respecto a la distancia que se va a ver.

Cada uno tiene sus propios gustos y yo he visto a gente que se pone muy lejos un televisor de tamaño pequeño y otros que se ponen muy cerca un gran televisor.

Además, cada día que pasa usamos dispositivos cada vez más grandes, así que nos acostumbramos a lo grande y queremos más.

Durante mucho tiempo se ha hablado de que la distancia debería de ser de 2,5 puntos el diámetro del televisor, pero ya te digo yo que eso es demasiado poco.

Piensa que si cojo por ejemplo un televisor de 40 pulgadas y lo paso a centímetros, osea multiplicarlo por 2,54 que es lo que tiene una pulgada, me sale un tamaño de 101,2 cm.

Si además este lo multiplico por los 2,5 puntos que estoy comentando, la distancia que resulta es de 2,53 metros.

Desde mi punto de vista es una distancia demasiado grande para ver un televisor de esas dimensiones, aunque ya te digo que para gustos colores.

Pero si me tengo que mojar y recomendarte unas distancia desde el sofá al mueble para elegir el tamaño, te diría que bajemos esa medida hasta unos 1,5 puntos.

Para hacértelo más fácil, te he preparado el cálculo ya hecho para diferentes tamaños de pantalla:

  • Televisor de 32 pulgadas: 1,20 metros.
  • Televisor de 40 a 43 pulgadas: más o menos 1,50 metros.
  • Televisor de 48 a 50 pulgadas: más o menos unos 1,80 metros.
  • Televisor de 60 pulgadas: 2,30 metros.

Ojo: No tienes que contar la distancia del sofá en sí, sino que tienes que medir desde el espaldar del mismo, dado que esto suma otro medio metro por lo menos.

Como puedes ver, es un cálculo sencillo que se hace en un momento.

Antes de nada mide el mueble

En muchas de las casas y sobretodo antiguas, pasa que los muebles son de una pieza entera, así que tiene un hueco exacto.

Así que aunque midas la distancia que hay desde el sofá, puede que te pase que quieras ajustarlo demasiado y después no te entre.

He visto mucha gente comprar un televisor y tener que devolverlo porque no le cabía en el hueco del mueble.

Si te ha pasado no te preocupes porque lo puedes devolver, pero es importante que lo mires la próxima vez para que no te vuelva a pasar.

Pero si quieres aprovechar ese hueco para poner el televisor debes de saber que no es tarde y que puede haber solución. Yo te voy a dar 3.

La primera es que mires si se puede sacar un poco el televisor. Muchos muebles tienen un filo que permite al televisor ponerlo un poco más al filo.

El problema de esto es que como tengas puertas a los lados, pues obviamente no podrás abrirlas, así que míralo todo bien.

La segunda solución pasa por ver si es mueble se puede desmontar. Vas a tener este problema tarde temprano, así que si podemos desmontarlo y hacerlo modular, pues podremos meter un televisor más grande.

Y la tercera y solución más obvia pasa por comprar un mueble nuevo. Los hay muy baratos (bastante menos que un televisor de los pequeños) y puede que te venga bien y además modernizas un poco el salon.

Medir mueble televisor

Televisor curvo VS plano

En el mundo de los televisores al igual que en otros no se para de innovar y eso es lo que nos ha pasado con el tipo de pantalla.

Ahora podemos disfrutar de pantallas tanto planas como curvas, que nos hacen pensar por cual deberíamos de decantarnos.

Las ventajas de una pantalla plana ya las sabes porque las llevas usando muchos años, así que me centraré en la curvas.

Lo bueno de este tipo de pantallas es que te sumerges dentro de la película. Osea que consigues un campo de visión que no te lo darán las otras.

Pero desde mi punto de vista tiene muchas más desventajas como por ejemplo que los ángulos de visión para otras personas se ve limitado.

Si tu idea es ver el televisor con otras personas, pues sinceramente no te recomiendo una pantalla curva.

Pero si tu idea es verla solo o que casi siempre la veas solo o en compañía de alguna persona más, pues puede que te interese.

Desde mi punto de vista y aunque resulten muy chulas, yo prefiero quedarme con una pantalla plana de toda la vida.

Vale que tendré que bajar las persianas cuando la vea para que no me deslumbre, pero lo prefiero porque no hay nada mejor que ver una película en buena compañía.

Ya depende de ti prefieres esto, aunque eso de tener una pantalla plana y que todo el que la vea salga asombrado tiene su gracia.

¿Qué son los hercios y de cuántos necesito mi televisor?

El siguiente paso que debes de mirar cuando vayas a comprar un televisor son los hercios, pero antes de nada debes de comprender qué son.

Mucha gente se confunde con la calidad, así que entiende que si un televisor tiene más hercios, pues tiene más calidad, pero no tiene nada que ver.

Para que lo entiendas bien tengo que explicarte como funciona el vídeo, que en realizad y aunque lo usemos todos los días, el vídeo en sí no existe.

Lo que hoy día vemos como vídeo son fotogramas que se muestran unos detrás de otros.

Esto lo habrás podido ver cuando se usa un proyector de los antiguos y cosas así.

Los hercios en televisión lo que hacen es indicar la tasa de refresco de esas imágenes, osea a la velocidad a la que se muestran.

Si por ejemplo un televisor muestra una tasa de refresco de 100 hz osea 100 hercios, lo que hace es que muestra 100 imágenes por segundo.

Ahora te preguntarás, ¿qué tiene que ver entonces esto con la calidad de imagen? Pues te digo que algo sí que tiene que ver.

Resulta que cuando tenemos imágenes rápidas de escenas de acción o por ejemplo cuando estás viendo fútbol y pegan un balonazo, cuanto más hercios tenga el televisor, menos saltos de imagen verás, con lo que los movimientos serán más suaves.

Hasta el momento estábamos acostumbrados a televisores que funcionaban a 50HZ, con lo que para nosotros era normal, pero con televisores con tasa de refresco más altas, hay gente que siente la sensación de mareo.

Desde mi punto de vista tienes que buscar siempre televisores de cuantos más hercios mejor, pero ojo, tiene que ser una frecuencia nativa.

A día de hoy las marcas suelen engañar mucho con televisores con muchos hercios y que los llaman con nombres raros.

Tú busca los hercios nativos del televisor, que son los reales.

Resolución y calidad de imagen

A la hora de comprar un televisor debes de prestar atención a la resolución de pantalla, porque de ahí dependerá la calidad de imagen, aunque esto hay que explicarlo mejor.

A día de hoy existen resoluciones que marcan la cantidad de píxeles que tiene una pantalla. Osea que cuanta más resolución, más píxeles y más calidad o por lo menos esa es la idea.

Ahora mismo puedes ver televisores HD con resolución 1280×720, FULL HD de 1980×1080 y UHD 4K de 3840X2160 px.

Quiere decir que si inviertes más dinero en uno que tenga más resolución es mejor, pero falta un factor que es la calidad del vídeo que se le ponga.

Para que te hagas una idea, a día de hoy hay canales normales que no llegan a la calidad HD y hay canales HD que no llegan a la calidad Full HD.

Así que para que puedas disfrutar de una calidad real en HD, FULL HD o 4K necesitas reproducir contenidos en estas calidades ya sea a través de películas en Bluray, videoconsolas, servicios de streaming como Netflix y otros.

El problema de esto es que mucha gente se compra un televisor pensando en que se va a ver en esa calidad y después se encuentra con la realidad.

Pero no te preocupes porque a día que pasa mejoran las emisiones y hay más contenidos para disfrutar en esa calidad. Además, muchos televisores tienen sistema de reescalado que mejoran la señal y la muestran con más calidad.

Respecto a los colores y brillos de los televisores actuales y desde mi experiencia, si quieres colore más vivos debes de irte a un televisor de marca LG o Panasonic.

Pero si buscas la naturalidad, los que suelen dar tonos más suaves de imagen suelen ser marcas como Samsung y Sony.

Sea como sea, todos disponen de buenos colores que podrás disfrutar en cualquier película, partido de fútbol o viendo la televisión.

No se te olvide mirar el consumo de electricidad

Al precio que está la electricidad, cuanto menos consumo tenga un televisor mucho mejor, así que hay que mirarlo bien.

Descarga la guía gratuita "11 trucos para sacarle el máximo partido a tu smart tv".

La quiero

Con el avance de las nuevas tecnologías los nuevo ya tienen un consumo mucho menor, pero también hay que ver la tecnología que usa.

Si hacemos un historial de tecnologías de pantalla, te diré que los que más consumen son los de plasma, después los de tecnología LCD y por último los LED.

Teniendo esto en cuenta es muy sencillo decantarse por uno u otros, pero la cosa no queda aquí.

Resulta que desde hace tiempo es de obligación que todo dispositivo eléctrico que se venda debe de llevar una clasificación energética de lo que consume.

Osea que dentro de una misma tecnología como la led, te puedes encontrar diferentes consumos. Te dejo la imagen de la OCU para que lo veas.

Etiqueta energetica televisores

Quiere decir que un aparato que sea A+++ consume menos que uno A++, que a su vez menos que uno de A.

Pero podemos ir más allá y ver cuanto nos va a consumir realmente ese televisor cuando lo pongamos a funcionar en nuestra casa.

Básicamente tienes que coger los watios que consume a la hora y multiplicarlo por las horas que va a funcionar durante un mes.

Por ejemplo, si cogemos un televisor de 40 pulgadas que consuma a la hora unos 40 Watios, y lo vemos durante 5 horas al día y todos los días del mes, nos sale un consumo de 40x5x30=6000 Watios, pero la cuenta no termina aquí.

Ahora hay que hacer el cálculo por kilowatio hora, así que dividimos 6000 entre 1000 que sale 6 y lo multiplicamos por un precio del kilovatio de ejemplo de 0,18€ y nos da de resultado de que consume 1,02 Euros.

Así por lo menos podrás saber con exactitud el consumo total, aunque debes de sumarle los impuestos de esas electricidad.

Mira bien las distancias de los agujeros para el soporte

Si tienes intención de colgar tu televisor en la pared y has medido el hueco, tienes que saber que todavía tienes algo más que medir.

Supongo que ya sabes que para poder colgar el televisor en la pared necesitas un soporte, pero no cualquiera, dado que según el tamaño del televisor, este tendrá unas medidas diferentes.

Hay un estándar que se llama VESA que indica las distancias entre los tornillos que van sujetos al televisor para que los fabricantes de soportes puedan adaptarlos.

  • Para televisores de 32 pulgadas: tienes las distancias de 200×100 y 200×200.
  • Para televisores de 40 a 50 pulgadas: tienes 400×200, 500×400, 300×300, 600×400.
  • Para televisores de más de 55 pulgadas: 400×600, 700×500, 800×500, 800×600.

Realmente no te tiene que preocupar si vas a comprar el soporte nuevo, porque muchos de estos ya indican las pulgadas para los que son compatibles.

Osea que si te compras un televisor de 48 pulgadas y en el soporte pone que vale para televisores de 42 a 55, pues no tienes porqué preocuparte, aunque también hay casos excepcionales claro está.

Pero tenlo en mente cuando vayas a comprarlo.

Con o sin Smart tv

Existen televisores para todo tipo de público y esto mismo pasa con las nuevas tecnologías que incorporan.

Tienes que estar muy despegado de las nuevas tecnologías para no saber lo que es Smart TV, pero te doy un breve repaso por si acaso.

Un Smart TV es un televisor inteligente con el que se pueden hacer mil cosas. Desde ver canales por Internet, contratar televisión de pago, grabar lo que estén echando por la tele, acceder a redes sociales, navegar por Internet, jugar a juegos y mucho más.

Para ello obviamente deberemos de conectar el Smart TV a Internet bien por WIFI o por la conexión por cable, que por cierto suele ser más rápida.

El problema de eso es que como es normal toda tecnología hay que pagarla, así que tendrás que saber bien si te vendrá mejor un televisor inteligente o uno de los normales.

Desde mi punto de vista y viendo como avanza la cosa, no hay nada mejor que un Smart TV de este tipo para disfrutar de todo lo que te he contado, pero también hay que contar con el bolsillo.

Así que debes de pensar antes de comprarlo si tú o alguien de la familia le va a sacar provecho, como por ejemplo tus hijos que se les da bien estos dispositivos.

Además, tienes que saber que los televisores van por gamas, osea que si pasas de la gama B a la A, no solo tendrás Internet en el televisor, sino que consigues más calidad de imagen, sonido, hercios y demás.

Por eso no debes de cegarte en que la diferencia de precio vaya solo por este extra, sino que detrás hay mucho más.

Y por otra parte conozco gente que no entendía nada de este tipo de tecnologías y desde hace años ya manejan sus smartphones y televisores como si nada.

Así que mi consejo es claro, nunca es tarde para aprender sobre algo.

Televisor Smart TV

Importante: las conexiones

Los televisores de hoy día dan unas posibilidades de conexión increíbles, tanto que podrás conectar casi cualquier dispositivo ya sea con cable o sin él.

Desde puertos USB para reproducir y grabar películas, puertos HDMI para conectar reproductores, consolas y ordenadores, salidas de audio digitales como la óptica para dispositivos de audio y otras.

Pero hay que saber que dependiendo de la gama que se compre, puede que incluyan más o menos conexiones.

De comprar un gama baja que lleve solo 2 puertos HDMI y un USB, a uno de gama media que lleve 4 HDMI y 3 USB hay mucha diferencia si quieres sacarle el máximo partido.

Por eso es importante que los estudies antes de comprarlos, porque aunque haya algunas soluciones para esto, ya son gastos aparte que podías haberte ahorrado.

Si el televisor es Smart TV seguramente tenga conexión a Internet con Wifi y por cable. Por cierto, en el caso de que tengas el router cerca, la cableada es siempre la más recomendable por velocidad y estabilidad.

Pero hay otras conexiones que debes de tener en cuenta como por ejemplo las antiguas para conectar el ordenador como RGB, dado que los nuevos no las incorporan.

Además de esto y aunque suene raro, a día de hoy se venden televisores sin salida de auriculares y esto puede ser un problema serio a la hora de quererle conectarle unos para no molestar a nadie.

Así que mi recomendación es que estudies las conexiones traseras y laterales que tiene el televisor para no quedarte atrás en poco tiempo.

Mira bien el sonido

¿Qué serían de las películas y el cine sin no tuviéramos un buen sonido en el televisor? Bueno si, que habría que meterle un equipo.

Hubo un tiempo en el que los televisores planos tenian una mala calidad de audio, dado que por un lado les faltaba caja de resonancia y por otro que los altavoces que disponían no era precisamente buenos.

Pero hoy día podremos disfrutar de una buena calidad de sonido sin necesidad de altavoces externos, aunque es verdad que hay que estudiarlos bien.

Yo por ejemplo te recomiendo que busques un TV que tenga como mínimo 2 altavoces y 20 Vatios de potencia, dado que menos serían pocos.

Pero además, en la misma potencia debes de ver que los vatios sean RMS, que es la medida que indica que esa potencia es real, cosa que no pasa con otras.

También podemos ver a día de hoy televisores que disponen de un subwoofer interno. Osea un altavoz que va dentro de la misma caja y que mejora mucho la calidad de audio.

No podemos comparar la caja que lleva el televisor con la de un subwoofer externo, pero esos graves de más se notan mucho y mejorarán cualquier película que escuches.

Aparte de la parte física nos encontramos que en el mundo del sonido el software hace mucho y me refiero a los sistemas de mejora de audio.

Hoy podemos ver modo fútbol, que si lo activamos realza mucho algunos sonidos típicos de este deporte o sonido 5.1 virtual, que nos sumerge dentro de las películas.

Muchas marcas conocidas como Samsung, LG y demás llevan varios modos de sonido como cine, realce de voz y hasta música, que los mejoran mucho, aunque esto ya es cosa que tú los pruebes.

Tipo de mando a distancia

Si nos decidimos por un televisor inteligente necesitarás poder controlarlo con facilidad y el mando a distancia que algunos traen no son muy útiles para ello.

Pero algunos modelos de televisores y sobretodo en gamas más altas suelen traer unos mandos especiales con funciones como por ejemplo controlar el ratón en la pantalla.

Nosotros ya te hemos comentado que lo mejor es que te compres un teclado para tu Smart TV, pero si te decides por un televisor que tenga estos mandos, puede que no lo quieras.

Personalmente prefiero ponerle un teclado y ratón porque son mucho mejor a la hora de manejar el televisor y escribir, además de que son más baratos.

Algunos televisores ya incorporan esos mandos, pero en otros tendrás que hacer el gasto para tenerlo y desde mi punto de vista, para gastar en ellos prefiero un teclado con su touchpad.

Ya sabes que los mandos a distancia de cualquier televisor suele costar a partir de los 40 Euros, así que todo lo que podamos reservarlo es bueno.

Ahora sí que podrás comprar el mejor televisor para ti

Espero que con esta guía hayas visto los modelos que te recomendamos, pero para gustos colores.

Por eso te hemos preparado la guía de compras para que sepas qué televisor comprar.

Disfrútala y si tienes alguna duda te esperamos en los comentarios.

Imagen: Televisor en habitación moderna

Deja un comentario

avatar