La resolución 4K o también llamada ultra alta definición o UHD, es una resolución que tiene 3840 líneas de píxeles horizontales por 2160 líneas de píxeles verticales.

Básicamente nos permite ver más detalles de los contenidos que estemos viendo.

También permite que podamos ver pantallas más grandes desde más cerca si que veamos la pérdida de calidad.

Ha sido la última de las resoluciones de pantalla en salir al mercado, aunque se espera que de aquí a unos años salga otra superior.

Mi recomendación es que si quieres tener el mejor Smart TV, no te olvides de esta resolución.

Ventajas de 4K sobre FULL HD

La principal ventaja sobre las anteriores resoluciones es que tiene 4 veces más resolución que la FULL HD y 8 veces que la HD Ready.

Con lo que podemos disfrutar de mucha más calidad de imagen.

4K y el pixelado

Cuando hablo del pixelado me refiero a cuando la imagen de un dispositivo se notan los píxeles a falta de la definición.

El problema aquí no es la pantalla, es la fuente de imagen que se está viendo que está en una calidad muy inferior.

Si te pasa, no te preocupes porque a tu Smart TV no le pasa nada.

¿Cómo sacarle partido al 4K?

Lamentablemente hay muy pocas señales que estén emitiendo en esta resolución, así que no nos queda más remedio que tirar de contenido digital.

Descarga la guía "11 trucos para sacarle el máximo partido a tu Smart TV" y aprovecha la tuya. ¡Es gratis!

La quiero

Servicios de streaming

Algunos servicios de streaming como Netflix ya ofrecen contenido en esta resolución en su repertorio, aunque debes de pagar más por ellos.

Además, recuerda que también debes de disponer de un mayor ancho de banda de Internet, puesto que estos contenidos necesita descargar más datos.

Blu-ray

Puedes disfrutar de esta calidad de imagen si compras o alquilas un blu-ray que esté en esta definición.

Aunque recuerda que para ello debes de tener un reproductor que sea compatible.

Consolas

Como siempre suele ocurrir, desde las consolas podemos sacar provecho a esta resolución jugando a juegos que estén listos para ello.

Un apunte sobre el reescalado

Al igual que ha pasado con otras resoluciones, hay Smart TV que permiten el reescalado a esta resolución.

Osea que coge una imagen de otra resolución como por ejemplo FULL HD y se reescala a 4K.

Personalmente no estoy a favor de ello puesto que para poder disfrutarlo necesitamos que la fuente original lo sea, pero es una forma de aprovecharlo.

¿Merece la pena el 4K?

Desde mi punto de vista sí, porque recuerda que no compras un Smart TV todos los días.

La tecnología avanza muy rápido y aunque en el momento de la compra no puedas sacarle el máximo partido, con el tiempo lo harás.

Imagen: Shutterstock

Seguro que te gusta


¡Compartir mola!


Por favor para comentar