Raspberry Pi: La revolución de los ordenadores personales

Desde hace algo más de dos años este nombre ha sonado con fuerza dentro de la comunidad informática en Internet.

No te confundas con una conocida marca que suena parecido, estamos hablando de un miniordenador que ha vendido más de 2 millones de unidades en todo el mundo y que se adapta a todo tipo de usos.

¿Qué es la Raspberry Pi?

Un ordenador de bolsillo que cuesta entre 20 y 50 Euros según modelo, que ofrece unas prestaciones alucinantes para su precio y que cuenta con una nutrida comunidad que da soporte y nuevo contenido a través de Internet.

Un proyecto educativo

La Raspberry Pi Foundation nace en 2008 como una organización sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es el desarrollo de un ordenador personal a bajo precio destinado a mejorar la calidad de enseñanza en las escuelas.

Aunque los niños de hoy en día tienen un contacto muy temprano con la informática, la realidad es que usan entornos destinados al ocio y nunca llegan a manejarse dentro de los lenguajes de programación.

Justo al contrario de lo que pasaba hace algunos años, cuando los primeros ordenadores llegaron a nuestro país. Por ejemplo, el Amstrad CPC requería por parte del usuario conocimientos del lenguaje BASIC y su manual incluía tutoriales para crear nuestros propios programas y juegos.

Además, la Raspberry Pi permite proponer pequeñas tareas de hardware en clase, con lo que estamos acercando a los niños a lo que realmente es la informática, en lugar de quedarnos sólo en el uso de programas bajo el entorno de Windows.

Que traspasa fronteras

Pero claro, cuando en 2012 empiezan a fabricarse las primeras unidades, la demanda supera ampliamente a la oferta. Y es que, lejos de ceñirse al ámbito académico, todo el mundo quería hacerse con una.

Su bajo precio, ridículo consumo, ausencia de ruido, prestaciones (similar a algunas consolas de última generación), pequeño tamaño y lo novedoso de su concepto hizo que toda la comunidad en Internet siguiera muy de cerca los avances del proyecto y se volcase decididamente cuando apareció a la venta.

Medio millón de unidades en los primeros seis meses. Para una iniciativa no comercial cuya publicidad se basó en el boca a boca (o en el enlace a enlace) es una cifra increíble.

Más por menos

Este ordenador está especialmente diseñado para reducir gastos. Esto es vital en algunas partes del mundo e igualmente necesario en todas. No sólo su precio, aquí entra en juego el ahorro en consumo.

Un ordenador normal nos puede salir por aproximadamente 200 euros al año en energía si está casi siempre encendido.

El consumo de la Raspberry Pi es en el peor de los casos un 95% menos. Ahora imagina que no tenemos un ordenador encendido, sino que estamos hablando de los miles que hay en nuestra administración pública.

La cifra que nos ahorraríamos cada año sólo en energía es mareante, eso sin entrar en consideraciones ecológicas. Y a esto podemos añadir la diferencia de mantenimiento entre un PC de sobremesa y la Raspberry Pi, que con una serie de conocimientos básicos podemos arreglar por nuestra cuenta.

En próximos artículos haremos un análisis en profundidad de las características técnicas de este ordenador y os enseñaremos como configurarlo desde cero.

Por favor para comentar